viernes, 3 de mayo de 2013

La historia de amor mas bonita del mundo:Capítulo 7.

La semana se me hizo eterna,no podía esperar mas tiempo para volver a ver a Hugo. Todos los días nos llamábamos por teléfono y nos  escribíamos mensajes. Me sentía una princesa con cada pequeña cosa que decía. El día anterior me dieron la nota del trimestre de Matemáticas, un 7,eso significaba un notable,pero para mi tenía otro significado diferente,mi verano y el viernes con Hugo estaban salvados.
- Clau, estás en otro mundo, no se en qué o quién pensarás. Me dijo Noe un tanto molesta.
- Solo pienso en el verano, la playa, el sol ... Le dije mientras me levantaba
- Sí claro, y en un tal Hugo también ¿no?. Dijo Cristina mientras se reía.
- Pero que mentirosa que eres. Le dije a Cristina mientras le pegaba un leve guantazo.
- Bueno vale ya dejad las tonterías,¿quedamos esta tarde?. Preguntó Laura
- Yo no puedo. Dije mientras sonreía.
- ¿Y eso porqué? preguntaron todas a la vez.
- Es que ... He quedado ya chicas,lo siento. Contesté.
- Y ... ¿Se puede saber con quién?. Volvió a preguntar Laura.
- Pues con quién va a ser, ¡Con Hugo!. Gritó Noelia.
En ese momento me empecé a reír a carcajadas, todas empezaron a silbar y a hacer los típicos comentarios que se suelen hacer.
Las tres últimas clases se me hicieron larguísimas pero por fin llegaron las tres. Cuando salí empecé a preocuparme, a las cinco había quedado con Hugo y no sabía que ponerme. Él parecía un chico un tanto 'pijo' así que decidí ponerme una falda de flores  y una camisa con un gran cinturón ancho y las cuñas.Me alisé el pelo,me pinté,cogí mi bolso y me fui.
Llegué a la plaza donde habíamos quedado. No podía estar mas nerviosa,me temblaba todo el cuerpo,las manos me sudaban y no hacía más que jugar con mi pelo. De repente sentí que me tapaban los ojos.
- ¿Quién soy? 
- Eres Hugo,¿verdad?. Dije algo asustada.
- Has acertado. Dijo mientras me sonreía y me daba dos besos.
Mientras andábamos,reíamos y charlábamos, me di cuenta que se me había olvidado la gorra.
- Mierda. Solté de repente.
- ¿Qué te pasa? Preguntó Hugo extrañado.
- Tu gorra, se me ha olvidado en casa. Le dije al tiempo que le ponía una cara triste a modo de disculpas.
- No pasa nada Clau. Respondió sonriendo.
- Sí que pasa Hugo, era la promesa y no me gusta no cumplirlas pero podemos hacer una cosa, me acompañas a casa,cenas conmigo y te devuelvo la gorra,¿te parece bien?
Hugo estaba feliz, no podía evitar dejar de sonreír, se le notaba mucho,bastante, y eso a Claudia le encantaba, adoraba ver sonreír a aquel chico.
- Tengo que hablar con mis padres pero de todas formas gracias cariño. Le dijo agarrándola de la cintura y abrazándola.
Claudia sintió como miles de mariposas y montañas rusas recorrían su estómago al escuchar aquella palabra. Que un chico le llamase cariño para ella algo más que una simple palabra cariñosa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada